Saltar al menú | Saltar al contenido

Área de Personas Colegiadas Acceso de Personas Colegiadas:

En Clave Social

Entrevista

"Entre el alumnado universitario habría que fomentar más la cultura del esfuerzo como valor"

La profesora de Trabajo Social y Servicios Sociales de la Universidad de Valladolid María Teresa del Álamo, licenciada en Derecho y doctora en Ciencias de la Visión, forma parte de la Unidad de Baja Visión y Rehabilitación Visual del IOBA

.
Compartir en: Twitter Facebook

RAQUEL VILLALÓN

María Teresa del Álamo Martín es profesora de Trabajo Social y Servicios Sociales en el departamento de Sociología y Trabajo Social de la Universidad de Valladolid (UVA). También está ligada a la Unidad de Baja Visión y Rehabilitación Visual del Instituto de Oftalmología Aplicada (IOBA).

Es autora de numerosos artículos, tales como ‘Promoción de la autonomía personal y discapacidad visual: revisión bibliográfica’ o ‘La importancia de los registros de pacientes con Enfermedades Raras de la visión para la investigación en ciencias sociales’, entre muchos otros. Ha trabajado como colaboradora en obras colectivas, como Calidad de vida y efecto psicosocial en baja visión o Dimensión ética en el fenómeno de la inmigración.

María Teresa del Álamo fue una de las profesoras participantes en la I Edición premios TFG convocado por la Facultad de Educación y Trabajo Social y el Colegio Profesional de Trabajo Social de Valladolid y Segovia, cuyos galardones fueron entregados el pasado 22 de enero. Fue la encargada de presentar el acto como secretaria académica de la facultad, por delegación del decano.

1.- ¿Has tenido siempre vocación docente?

La verdad es que llegué a la docencia por puro azar. De estudiante nunca me planteé la docencia como carrera profesional, aunque una vez que la probé me cautivó. Y aquí sigo.

2.- ¿Qué aspectos han sido los más positivos y los más negativos de tu larga trayectoria como docente?

Como aspectos positivos destacaría el contacto con el alumnado, generación tras generación viendo sus logros. Lo más negativo, cada vez que veo a una diplomada o graduada en Trabajo Social reponiendo leche en un supermercado o vendiendo ropa en una gran superficie sin haber encontrado trabajo como trabajadoras sociales. Con la falta que hacen….

3.- ¿Cómo ha ido evolucionando el alumnado de la facultad desde los inicios de tu dilatada carrera?

El alumnado de hoy mantiene la energía y el entusiasmo, e incluso la osadía, propias de la juventud para lograr sus ideales. Esto espero y deseo que no cambie nunca. Tienen más fácil el acceso a la información y a la tecnología que en épocas pasadas. El uso de las redes sociales ha cambiado su forma de relacionarse y de trabajar. Es una juventud más informada que en épocas pasadas, pero no más formada. Ahí los adultos somos responsables y seguimos teniendo un papel fundamental para fomentar su capacidad de análisis y espíritu crítico.

4.- ¿Qué te llevó en su día a estudiar Trabajo Social?

Mi opción de bachillerato (BUP y COU) fue ciencias puras (matemáticas, física, química y biología). En 1983, la informática comenzaba a tener tirón en la Universidad de Valladolid. Pero no se sabía, o por lo menos las personas de mi entorno no conocíamos, cómo iba a evolucionar. Los ordenadores en aquel momento eran muy caros y soy la hija mayor de tres hermanos.

El hecho de ser mujer, cómo me educaron y mis deseos de juventud de cambiar el mundo para hacerlo mejor, más justo, proteger y cuidar a los más vulnerables me llevaron al Trabajo Social.

5.- ¿Tienes formación complementaria? ¿En qué área?

Además de ser de la primera promoción de diplomados en Trabajo Social (1983-1986), obtuve mi licenciatura en Derecho, me especialicé en Derecho Tributario y Financiero. Cursé un especialista en Servicios Sociales Generales y posteriormente me doctoré en Ciencias de la Visión. Es un doctorado incardinado en el ámbito de las ciencias de la salud con un trabajo de investigación titulado ‘Evaluación de la eficacia de un programa de intervención psicosocial para personas mayores con discapacidad visual’.

Una formación de lo más variopinta y diversa. Aunque algunas veces me han dicho que es dispersa, me ha ayudado a entender mejor el mundo y a la gente que me rodea.

6.- ¿Qué cambiarías de nuestro sistema educativo actual?

Cambiar el sistema educativo actual como tal, no lo cambiaría. Aunque hay algunas cosas que habría que mejorar. La pandemia ha puesto de manifiesto la falta de formación digital tanto en los jóvenes como en los adultos, la falta de medios tecnológicos entre los sectores más vulnerables de la sociedad, nos ha hecho ver de nuevo la falta de oportunidades que algunas personas tienen para lograr sus fines y ser más felices. El que, niños y niñas, adolescentes y jóvenes hayan estado en sus casas con sus progenitores viendo el papel que desempeñamos el profesorado en la escuela, en el instituto o en la universidad, espero y deseo que haya contribuido a mejorar su percepción sobre el sistema educativo y a valorarlos. También ha destapado, de nuevo, las dificultades para la conciliación de la vida laboral y familiar. Entre el alumnado universitario habría que fomentar más la cultura del esfuerzo como valor.

7.- ¿Qué es para ti lo más gratificante de tu profesión?

La docencia me permite conectar con el alumnado que llega por primera vez a la universidad. Es muy gratificante ver su entusiasmo, asombro por lo nuevo y sus ganas de hacer cosas. En la investigación, el trabajo con las personas con baja visión para visibilizar su situación y encontrar con ellos el camino para defender sus derechos. También es gratificante pensar que desde el Comité de Ética de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Medina del Campo, en el que actúo como vocal, podemos hacer algo para que las cosas cambien a mejor.

8.- ¿Cuáles crees que han sido los principales retos que habéis tenido los docentes en el contexto de la pandemia?

Tenernos que adaptar de la noche a la mañana y pasar de una enseñanza presencial a una no presencial o en estos momentos semipresencial.

9.- Respecto a la pandemia y el curso pasado, ¿cómo fue la coordinación de vuestro departamento durante los primeros días de confinamiento? ¿Y cómo fue el seguimiento?

Durante los primeros días del confinamiento tuvimos que adaptar las guías docentes y los criterios de evaluación a la nueva situación que se estaba dando. Fue un momento muy difícil por la situación de incertidumbre que había, por las resistencias al cambio, tanto del profesorado como del alumnado, y a ello se unió la falta de formación en el uso de las tecnologías. Se fue generalizando entre todo el profesorado y el alumnado la utilización de plataformas de enseñanza online tipo ‘moodle’. En mi caso, yo llevaba impartiendo docencia a través de esta plataforma desde hacía muchos años, ya que participo como docente en el Máster de Rehabilitación Visual de la Facultad de Medicina con enseñanza toda online desde sus inicios. Fue más fácil la adaptación.

Rápidamente nos proporcionaron desde la Universidad de Valladolid herramientas para grabar clases y podernos conectar con el alumnado a través de plataformas digitales. El correo electrónico fue la herramienta inicial fundamental. Internet ‘ardía’. Poco a poco nos fuimos haciendo más ‘expertos’. Todavía queda mucho camino por recorrer ya que las tecnologías y esta forma de enseñanza han venido rápidamente para quedarse.

10.- ¿Cómo abordáis el tema de la investigación en la Facultad de Educación y Trabajo social? ¿Se fomenta la investigación y se insta al alumno a intentarlo?

La investigación cada vez está más presente en los planes de estudio en los diferentes niveles educativos. La implementación del trabajo fin de título como asignatura, tanto en los grados como en los másteres, está siendo muy bueno para fomentar la investigación. Están permitiendo proporcionar al alumnado las herramientas para hacerlo. Independientemente de que en su futuro profesional se dediquen o no a la investigación o que obtengan un doctorado.

La Facultad de Educación y Trabajo Social como tal ofrece el Máster Oficial en Investigación Aplicada a la Educación que posibilita emprender el camino hacia el doctorado, condición necesaria para aquellas personas que quieran dedicarse a la docencia universitaria o a la investigación.

11.- Perspectivas de futuro en la carrera de Grado en Trabajo Social.

Creo que el Grado en Trabajo Social es esencial en estos momentos y lo será en un futuro próximo, debido al sufrimiento que la pandemia por la COVID está ocasionando. Todavía desconocemos los efectos que está produciendo a nivel personal y social y lo que nos deparará el futuro.

.

MARÍA TERESA DEL ÁLAMO DE CERCA

1.- ¿Qué tipo de libros lees? ¿Cuál ha sido el último que has leído?

Me gusta la novela histórica. La última novela que he leído ha sido La luz que no puedes ver, de Anthony Doerr.

2.- ¿Cuál dirías que es una de tus virtudes más destacadas?

La tenacidad y el esfuerzo como valor. Gracias a ellas logro los objetivos que persigo.

3.- Un talento que te gustaría tener.

Me gustaría gestionar mejor mis emociones. Es algo en lo que trabajo todos los días.

4.-  Alguien a quien admires mucho.

Teresa de Calcuta.

5.- Tu mayor virtud.

Creo que soy buena persona, o al menos lo intento todos los días.

6.- Un lema para vivir.

“Vive y deja vivir”.

7.- De qué trabajo te sientes más orgullosa.

De la tesis doctoral.

8.- La vida es….

Repetiría un fragmento de la película ‘La vida es bella’, de Roberto Benigni: “La vida a veces duele, a veces cansa, a veces hiere. Ésta no es perfecta, no es coherente, no es fácil, no es eterna; pero a pesar de todo... ¡LA VIDA ES BELLA!”.

9.- De qué te sientes más satisfecha.

De mi familia y de los éxitos profesionales que vamos obteniendo. Por ejemplo el último, el premio otorgado a Beatriz Vigo por su Trabajo fin de Grado. Es una satisfacción muy grande, por lo que representa para ella, para las personas y familiares con distrofias retinianas y para mí por haberla acompañado.

10.- Tu último descubrimiento.

Todos los días de mi vida descubro a gente buena que merece la pena. Cada día tiene un nombre y apellido diferentes.

< Volver
English - Catalá - Galego - Euskera Diseño y desarrollo Web Nétical24 León Política de privacidad | Cookies | Contacto | RSS