Saltar al menú | Saltar al contenido

Área de Personas Colegiadas Acceso de Personas Colegiadas:

En Clave Social

Uno de los nuestros

J. CIFUENTES: "El Trabajo Social te moldea la manera de estar en el mundo, pero si tú quieres"

El cantante de Celtas Cortos estudió Trabajo Social en Valladolid y ejerció la profesión tras aprobar unas oposiciones, pero la música ganó la batalla

El vocalista de 'Celtas Cortos', Jesús Cifuentes, durante la entrevista.
Compartir en: Twitter Facebook

PABLO DE LA ROSA / RAQUEL VILLALÓN

A nuestra cita llega Jesús Cifuentes, ‘Cifu’, puntualmente en su bicicleta. Durante más de una hora nos atendió con extraordinaria generosidad este vallisoletano de 51 años, líder de uno de los más famosos grupos españoles: Celtas Cortos. Los más de dos millones de discos que ha vendido no le han alejado de la realidad ni del compromiso social. Desde el principio se muestra muy atento y amable, aunque en un primer momento nos reprocha haber rechazado su casa para hacer la entrevista, acto seguido, preocupado por no molestar, nos dice que el lugar elegido está muy bien.

La música le fue llamando desde los 15 años… y tras unos meses de ejercicio profesional como trabajador social en un instituto, la música se apoderó definitivamente de su vida, o quizá al revés. Pero el Trabajo Social lo lleva consigo.

Considera el Trabajo Social como algo vocacional. Cuando empezó, hace más de 30 años “nadie sabía qué era eso del Trabajo Social”, nos dice. Hoy, tres décadas después, opina que “la gente sabe que hay un profesional que da ayudas, subvenciones.., pero siguen sin conocer su filosofía”.

Una vocación

Eligió Trabajo Social conscientemente porque para él “era una vocación”. “Era una flecha tirada para dar en la diana de lo que pensaba que era el mundo, y poder transformar esta sociedad y que este desequilibrio demencial en el que vivimos dé paso a una sociedad más justa”, concreta. En definitiva, ‘Cifu’ piensa que el Trabajo Social “es un intento de transformar la sociedad y hacer una reconstrucción de las esencias que deben regir el mundo”, porque ahora el mundo __nos dice convencido__ está regido por la “puta mierda”.

Y aún hoy sigue conservando la ilusión de cambiarlo. Son las ganas de pelear por un mundo mejor lo que le empuja a levantarse todos los días. El Trabajo Social “se ha metido, se ha inoculado en las letras y en la música de Celtas Cortos”. Desea que las palabras de sus canciones construyan un poema que las convierta en “balas para una metralleta poética que ayuden a transformar el mundo”.  Pero nos advierte de que “las profesiones no hacen a las personas son las personas las que hacen a las profesiones… hay trabajadores sociales que pasan y otros que están muy involucrados con las bases de la profesión”. “El trabajo social te moldea la manera de estar en el mundo, pero si tú quieres”, asevera.  

Tiene muy buenos recuerdos de su paso por la carrera. “Especialmente de mis compañeros, con quienes formaba el grupo de los más guerrilleros”, anhela.

‘Cifu’ nunca ha dejado de utilizar el rock and roll para hacer denuncia social y más hoy, “con lo que está cayendo… Y que no para de caer”. Describe con pena cómo la televisión y las redes nos paralizan, nos convierten en una especie de “zombis con encefalograma plano”. Nos anuncia que su último trabajo, próximo a salir, lo ha hecho con mucha pasión y amor, pero nos advierte de que “llevará mucha cera”, motivo por el cual __nos dice resignado__ “no saldrá por las principales radios comerciales”.

Derechos sociales

Tras preguntarle cómo ve el panorama social comprobamos cómo va subiendo su indignación al hablar de los recortes, especialmente en los servicios sociales, en la educación, en la sanidad.., que “es donde las personas apoyan su vida”. Sube el tono y sigue mostrándonos cómo le duele comprobar la manera en que los derechos sociales son destruidos, “aplastados como con una apisonadora”. Cita también el abandono del medio rural, que conoció bien cuando ejerció durante unos meses como trabajador social de un instituto de un pueblo de Ávila. Un pequeño grito con sordina le sirve para frenar su indignación e indicarnos de que es mejor no seguir con ese tema. Inmediatamente nos aclara que no es una persona pesimista, más bien todo lo contrario. Confía en el cambio, nos confiesa que se levanta todos los días con el propósito de ir a mejor y que poco a poco volvamos allí donde mejor se está, “en esa hoguera común en la que compartes”. “El secreto de la vida es compartir y hacer de eso algo más grande”, dice a modo de lema.

No pierde la ocasión de señalarnos, con afilada ironía no exenta de tristeza, su temor a que le puedan meter en la cárcel por algunas cosas que nos dice de los políticos, de quienes tan poco se fía. Pero sí confía en que las nuevas generaciones “tomen conciencia para pelear en la transformación de esta mierda” sin olvidar __insiste__ en que es tarea de todos. Nos recuerda la importancia de “cómo nos relacionamos con las personas, cómo las miras, con una sonrisa…”.

‘Cifu’ sabe lo que quiere. Es un vecino muy implicado en su barrio, participando en varias iniciativas. Su idea de felicidad es pasárselo bien y compartirlo. Confiado, no tiene miedo a nada. Y lo que más le gusta de su trabajo es que “se comparte… Es como un regadío”, nos dice, ¿y la música…?, “el combustible que le permite seguir viviendo”.

 

< Volver
English - Catalá - Galego - Euskera Diseño y desarrollo Web Nétical24 León Política de privacidad | Contacto | RSS